Ayuda inmediata y a largo plazo

Léogâne es la región que más afectada se ha visto por el terremoto. La fundación Otto Bock desea contribuir a la difícil tarea de reconstrucción de la infraestructura sanitaria técnica. Esta colaboración es posible gracias al estrecho contacto que se mantiene con el personal activo in situ, como por ejemplo con la organización de ayuda para catástrofes "Johanniter". Gracias a ellos fue posible dar el primer paso e instalar un campamento de asistencia y tratamiento con un taller ortopédico móvil en Léogâne. Actualmente este campamento ofrece asistencia y tratamientos con medios auxiliares ortopédicos como prótesis y órtesis. Todo esto es posible desde abril de 2010, ya que era necesario esperar a la cicatrización de las amputaciones. Las organizaciones de ayuda que actúan en la zona esperan ansiosamente el momento en el que puedan instalarse en un edificio. Todo el equipamiento y las máquinas que se están utilizando en las instalaciones móviles y provisionales se seguirán empleando en las nuevas instalaciones.

La formación necesaria para garantizar la asistencia a largo plazo
Además de asistir y tratar a los pacientes con amputaciones, los expertos internacionales han comenzado a formar al personal necesario. "Para poder garantizar que a partir de nuestra ayuda a nivel internacional surja una estructura sostenible y eficaz a largo plazo, es imprescindible que formemos lo antes posible al personal necesario para que ellos mismos sean capaces de llevar a cabo tratamientos de forma permanente" afirma un técnico ortopédico de Otto Bock que la fundación destinó a Léogâne durante cuatro semanas para tratar a pacientes y formar a los futuros técnicos. La formación profesional de las personas desempeña un papel altamente relevante en la reconstrucción de la infraestructura del país. Si conseguimos alcanzar esta meta con éxito, habremos logrado que la situación sanitaria en cuanto a tratamientos ortopédicos sea notablemente mejor que la que existía antes del terremoto en Haití, uno de los países más pobres del mundo.

Conocimientos especializados y experiencia práctica
Para la fundación Otto Bock la formación es una de las tareas más importantes, la cual además requiere un compromiso a largo plazo, que puede durar desde los tres hasta los seis años. La formación de un técnico ortopédico tiene lugar dentro de un programa de formación de 3 años de duración. La base teórica sobre la técnica ortopédica se transmite a los futuros técnicos por medio de un programa a distancia con fases regulares presenciales en Puerto Príncipe. La formación práctica tiene lugar en los campamentos de asistencia y tratamiento de la mano de técnicos ortopédicos con gran experiencia. Debido a la demanda y a la capacidad es bastante probable que una vez que acabe el primer periodo de la formación comience uno nuevo.

Becas para los futuros técnicos ortopédicos

El objetivo es que los futuros técnicos ortopédicos locales puedan obtener un título reconocido a nivel internacional. Sin embargo esto supone una serie de gastos tales como las tasas de matriculación, los viajes a Puerto Príncipe, el material didáctico, etc. La fundación Otto Bock ofrece por ello becas para que cinco o más estudiantes puedan asumir estos gastos y recibir la formación.

Además Otto Bock tiene la intención de enviar más personal especializado en los tratamientos para poder así prestar los mejores tratamientos a aquellas personas que han sufrido amputaciones altamente complejas.

Una ayuda concreta!
Conozca más detalles...


Siete prótesis de brazo para niños y jóvenes de Haití

La fundación Otto Bock y LandsAid aúnan sus fuerzas para ayudar

» más

1 año después del terremoto

...El caos y la devastación siguen reinando en las calles de Haití un año después del terremoto.

» más